Momentos (varios) del viaje

El momento (simpáticamente clandestino) en que cierras la maleta y sales de casa a las 6:30 de la mañana intentando hacer el menor ruido posible

El momento (de sorpresa revivida) en que el taxista te cobra 5,50€ por llevarte al aeropuerto de Lisboa.

El momento (moderadamente angustioso) en que ves una cola larguísima enfrente de los mostradores de check-in. El momento (de pánico total) en que faltan 70 minutos para la hora prevista de salida y la chica del mostrador te pregunta: “¿Pero tú vuelas con la TAP? ¿Seguro?”. El momento (de alivio absoluto) en que te entrega la tarjeta de embarque.

El momento (de resignada desesperación) en que te sientas en el avión al lado de un padre con su hijo de unos dos años que no para de gritar, llorar agitar los brazos y golpear la ventanilla. El momento (de eterna gratitud) en que la azafata te dice que hay asientos libres más adelante.

El momento (cálidamente nostálgico) en que despegas de una ciudad que consideras tu casa. El momento (cálidamente nostálgico) en que aterrizas en una ciudad que consideras tu casa.

El momento (cotidiano y acogedor) en que descubres que el Creditrans que tienes en la cartera todavía vale.

El momento (paradójicamente habitual) en que te sorprendes de entender lo que dice todo el mundo por la calle, hasta que te das cuenta de que hablan tu idioma.

El momento (final) de quitarte los zapatos y tumbarte en tu cama y descansar.

2 pensamientos en “Momentos (varios) del viaje

  1. El momento (simpaticamente avergonzante) en el que te despiertas repentinamente sin saber muy bien donde te encuentras ni en que idioma se supone que debes hablar.
    El momento (con toques de Woddy Allen) en el que recibes una llamada que te demuestra q planear la vida muchas veces no tiene sentido…

  2. El momento (simpaticamente avergonzante) en el que te despiertas repentinamente sin saber muy bien donde te encuentras ni en que idioma se supone que debes hablar.
    El momento (con toques de Woddy Allen) en el que recibes una llamada que te demuestra q planear la vida muchas veces no tiene sentido…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s